image

FAQ

  • El hábito de morderse las uñas

    Comerse las uñas u onicofagia (del griego “comer” y “uñas”) es un hábito relativamente común que afecta a personas de todas las edades. Se considera un hábito crónico o compulsivo, debido posiblemente a ansiedad, estrés, inseguridad y otras causas. Diversos estudios demuestran que el 30 % de la población se muerde las uñas.

  • ¿Cuáles son las causas de morderse las uñas?

    Las causas pueden ser diversas.
    Por ejemplo:

     

    • ansiedad, stress, nerviosismo
    • preocupaciones
    • aburriemiento
    • cansancio
    • confusión
    • sentimiento de culpa
    • vergüenza
    • frustración
    • inseguridad, etc..
  • ¿Por qué se debe abandonar el hábito?

    Reducción de la calidad de vida

    • razones estéticas
    • razones sociales
    • daño a la uña y a la piel circundante
    • infección de las uñas y cutículas dañadas

    Vector de infecciones
    Las bacterias patógenas entran en la boca y el sistema digestivo y pueden cusar problemas intestinales serios

    Recuerda que las manos causan la primera impresión

    Bitener®. ¡Déjalo de una vez por todas!

  • ¿Cuál es la mejor manera de dejar el hábito de comerse las uñas?

    Terapia de aversión

    La terapia de aversión es una forma de terapia en la que un estímulo aversivo (que causa una fuerte sensación de disgusto) se combina con un comportamiento indeseable para reducir o eliminar ese comportamiento.

    Terapia de la conducta

    La terapia conductual es una terapia basada en la acción que busca fomentar el cambio positivo en el comportamiento. Como su nombre sugiere, la terapia conductual se centra en el comportamiento humano y busca erradicar el comportamiento no deseado o desadaptativo. Normalmente, este tipo de terapia se utiliza para aquellos con problemas de comportamiento.

    Los practicantes de la terapia conductual creen que el comportamiento se aprende y, por lo tanto, puede ser desaprendido a través de la terapia. Además de la conducta en sí, los terapeutas conductuales mirarán los pensamientos y sentimientos que conducen al comportamiento o se producen como resultado del comportamiento para entenderlo en un nivel más profundo. Hay ciertos problemas que responden particularmente bien a este tipo de terapia, así como a las formas integradas asociadas, como la terapia cognitivo-conductual (TCC).

  • ¿Puedo usar Bitener® durante más de 21 días?

    Sí. Bitener® se basa en la rutina de los 21 días para cambiar hábitos. Cambiar un hábito es difícil y puede variar de persona a persona. Bitener® incluye suficiente líquido para permitir un uso más allá de los 21días sugeridos.

  • ¿Puedo utilizar Bitener® para prevenir o dejar el hábito de succionar el pulgar?

    ¡Sí! Bitener® es adecuado para niños de 3 años o más. Aplicar poco en la punta de la uña y sólo en el pulgar. Aconsejamos aplicar Bitener® en ambos pulgares, esto animará el cambio del hábito.

  • ¿Puedo usar Bitener® para cambiar el hábito de morder las cutículas?

    Sí, sin embargo no hay necesidad de aplicar el producto en la cutícula. La aplicación de Bitener® en la uña es suficiente.

  • ¿Se puede usar Bitener® sobre la laca de uñas?

    Sí, Bitener® se puede utilizar encima de la laca de uñas.

  • ¿Puedo usar Bitener® antes de ponerme las lentes de contacto?

    Recomendamos poner las lentes de contacto antes de utilizar Bitener®.

  • ¿Se puede utilizar Bitener® durante el embarazo?

    No hay estudios sobre el uso de Bitener® durante el embarazo. No recomendamos usar Bitener® durante el embarazo.

    Disfruta el tiempo feliz del embarazo. Nos vemos de nuevo para ayudarte a detener el hábito de succionar el dedo de tu hijo.